miércoles, julio 24

Jefe del ejército ucraniano cuestionó a Zelenskiy por su estrategia de reclutamiento | Internacional

La ampliación del reclutamiento de soldados para la guerra y la estrategia para hacerlo han ampliado la brecha entre el jefe de las Fuerzas Armadas de Ucrania, Valeri Zaluzhni, y el presidente, Volodímir Zelenski. El general Zaluzhni derrotó este martes al líder ucraniano al criticar la estrategia del Gobierno de ampliar las condiciones de convocatoria para luchar contra la agresión rusa. “No estoy satisfecho con el trabajo de los hombres [oficinas de reclutamiento]”, lanzó Zaluzhni en una pequeña rueda de prensa en Kiev. La guerra de Rusia contra Ucrania se ha convertido en una batalla de derrota y al entrar en el tercer año de combates, pocos voluntarios quedan aquí en el frente de batalla, mientras en Rusia se han lanzado diversas oleadas de reclutamiento forzoso.

Zaluzhni quiso ser muy crítico con esta situación en Ucrania. «Cómo me equivoqué al pensar que para Rusia sería un factor para mantener alejadas las bajas que les causamos», señaló el jefe de las Fuerzas Armadas. Esta es la segunda fricción pública entre el jefe del ejército y Zelenski. Hace unas semanas, en El economista, Zaluzhni admitió que la situación en el frente se ha estabilizado, que Ucrania tiene dificultades para avanzar y que la defensa contradefensiva se ha roto. El ritmo de contratación también ha sido criticado por ser demasiado lento. El Gobierno rápidamente desautorizó sus palabras. La semana pasada, además, Zelenskiy recordó que Zaluzhni, cuya popularidad se ha disipado en los últimos meses tras la caída del presidente ante el estallido de la lucha contraofensiva en la que Kiev y sus alias tenían enormes esperanzas, también es responsable de los resultados en el campo de batalla.

La nueva discrepancia pública entre dos de las principales figuras de la cúpula ucraniana se produjo cuando el ejecutivo de Zelenskiy presentó ante la Rada (Parlamento ucraniano) un decreto para la guerra con otro que busca ampliar el número de soldados en el ejército. La propuesta de reglamento, que será discutida y discutida, ampliará las condiciones y características de los hombres que pueden ser llamados a filas ―las mujeres sólo si son hombres voluntarios― y reducirá la edad mínima para hacerlo de 27 a 25 años .

La semana pasada, durante la rueda de prensa anual en la que se analizaba la situación del país, Zelenski aseguró que el ejército había reclamado hasta medio millón de reclutas para la movilización, pero recordó que la cifra y las condiciones debían discutirse hoy. Sin embargo, Zaluzhni aseguró que la cifra por sí sola representa un plan maestro que se irá acumulando paulatinamente. “No puedo decir cuánto: es un secreto militar”, dijo el jefe de las Fuerzas Armadas durante la conferencia transmitida por televisión. Será, afirmó, una «cifra que incluye la compensación de pérdidas, la formación de nuevas unidades y la reposición de posibles pérdidas en el próximo año». El jefe de las Fuerzas Armadas también afirmó que dejó en manos del Gobierno la idea de reclutar ucranianos en el extranjero, como hizo el Ministerio de Defensa.

Para Ucrania, aumentar el personal militar es una prioridad. Kiev no ha hecho pública la cifra de cuántas personas se unen a sus fuerzas —que son miembros de varias tropas—, pero analistas especializados cifran esa cifra en un millón al inicio de la guerra a gran escala. Desde entonces, el ejército ucraniano ha sufrido. A diferencia de lo que ocurrió durante los primeros compañeros de la invasión, ahora no se miraron demasiado. Para la mayoría de los civiles en el frente de batalla, la guerra no se siente igual. Además, diversos casos de corrupción detectados por jefes de reclutamiento en diversas regiones, que han recibido sobornos a cambio de exenciones de servicio, han parecido una indignación que tampoco ayudó a espesar los hilos.

En el frente de Donbass, en este país de Ucrania, la gran mayoría de los soldados pasaron meses sin pedir permiso para regresar a casa. Muchos están agotados. «Si es duro, el estrés físico y mental a menudo resulta abrumador», admite Kostya, un combatiente de tancon, en un café lleno de soldados, a pocos kilómetros del frente de Bajmut, uno de los más activos.

Únete a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites.

suscribir

Mientras tanto, Rusia se ha atrincherado construyendo defensas sólidas y continuando lanzando soldados petroleros en ataques contra la línea ucraniana y presionando para llegar a un metro. Los analistas y el ejército ucraniano dicen que Moscú utiliza a sus soldados como masacre. Ucrania sólo defiende las nuevas armas enviadas por sus alias, más potentes y tecnológicamente superiores, y podrá lograr un punto de inflexión en la batalla. Pero la UE, que espera conseguir un paquete especial de ayuda de 50.000 millones de euros para mantener al país de Ucrania y ayudar al país a afrontar las crisis actuales, se enfrenta a sus propios problemas para producir la munición al ritmo al que Ucrania la necesita. Además, hasta ahora, las armas que los Estados miembros han enviado a Ucrania se han adaptado muy bien a las necesidades. Estados Unidos es un caso similar. Washington bloquea ahora 50.000 millones de euros (parte de lo que podría gastarse en gas para defensa) para sus beneficios internos (todos para los republicanos).

Sigue toda la información internacional en FacebookXo en nuestro boletín semanal.

Oferta especial por tiempo limitado.

Regístrate para seguir leyendo

lee sin limites

_