jueves, junio 13

Israel afirma que el inicio de la tregua y el canje de takers por rehenes vuelven al final | Internacional

La fragilidad de los sentimientos entre Israel y Hamás quedó destruida por la muerte de estos jóvenes. Cuando Israel y Hamás rompieron el inicio de una tregua de cuatro días, el consejero de seguridad nacional israelí, Tsaji Hanegbi, aseguró que el alto fuego estuvo acompañado de un canje de rehenes para los palestinos y de la entrada en Gaza de cientos de camiones de ayuda humanitaria. – no comenzará hasta el final del día. Poco después, una fuente del gobierno israelí acusó a Hamás de no haber presentado la lista de los secuestrados que no habría obtenido el consentimiento de los mediadores cátaros. Las discrepancias de última hora muestran que israelíes y palestinos contienen la respiración mientras negocian en Qatar los últimos signos de un sentimiento que ha generado esperanza en muchas familias de uno y otro lado. Ahora, salvo que haya un cambio de última hora, los bombardeos y enfrentamientos contra estos jóvenes en Gaza continuarán durante 48 días consecutivos. Este miércoles, cuando todavía veían inminente la implementación del pacto, el primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, reafirmó que el pacto con Hamás, el principal hito diplomático del conflicto, no sería en ningún caso la anticipación del cese definitivo del conflicto. ataques. «Permítanme ser claro: la guerra continuará mientras logremos todos nuestros objetivos», dijo.

Este miércoles, Hamás anunció que el aviso comenzaba a aplicarse a las 10 horas (una hora menos en la península española) del día siguiente. La televisión pública israelí también sitúa el canje entre las 10.00 y las 16.00 horas. El escollo, según la versión israelí, es la lista de nombres de los rehenes que Hamás tenía previsto traer a Qatar, donde se reunirá con el jefe del Mosad, los servicios secretos exteriores, David Barnea. Incluso la firma del pacto. Una fuente del gobierno israelí pretende garantizar que las diferencias puedan resolverse en un plazo de 24 horas.

Anteriormente, Gershon Baskin, activista por la paz que negoció con Hamás la cuestión de los mil prisioneros palestinos a instancias del soldado Guilad Shalit en 2011, advirtió de la “dificultad” de establecer una tregua después de cuatro días, dada la “falta de confianza” entre las partes y contactos directos, que se produjeron a través de mediadores: Qatar, Egipto y Estados Unidos. “Hay mucha emoción, mucho enojo, mucho odio y muchas posibilidades de que la gente desaparezca”, informó este periódico en un mensaje de voz.

Legalmente, el reconocimiento podría ser aplicado por estos jóvenes a primera hora, al cumplirse 24 horas desde que el Ministerio de Justicia israelí publicó la lista de 300 potenciales presos a ser liberados, en su mayoría reunidos con delitos menores, además de 30 mujeres. A nadie se le acusa de asesinar, aunque esté intentando asesinar. Fueron arrestados durante el período de arresto posterior al 7 de octubre, hasta antes de este día. Desde entonces, el número de palestinos aislados ha aumentado de 5.300 a 8.000.

Más de la mitad de los que aparecen en la lista todavía no han probado el zumo. Algunos de los crímenes que se le atribuyen han sido denunciados desde hace tiempo por ONG de derechos humanos por su vaguedad, como “dañar la seguridad de la zona”; sobre el castigo desproporcionado (por lanzar piedras); o para socavar el derecho de reunión, como asistir a una manifestación. En la ocupada Cisjordania, los palestinos están sujetos a la jurisdicción militar y los colonos israelíes a la jurisdicción civil.

Únete a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites.

suscribir

¿Por qué si sólo 150 participantes son liberados en una tregua de cuatro días, la lista contiene 300 nombres? La diferencia radica en que el paquete reconoce la posibilidad de prórroga por varios días. Sería con la misma proporción: una sentencia por cada uno de los tres prisioneros palestinos. De completarse se apoyará el cobro de 98 condenas y la excarcelación de todos los internos de la lista.

Las familias de los Rehenes sólo conocerán a sus familias cuando lleguen a territorio israelí. Todos serán trasladados a espacios especiales en los hospitales, con ayuda psicológica y a merced del resto de pacientes y medios de comunicación. El motivo, en una situación tan dúctil como la que refleja la aprobación de última hora, es no dar esperanzas a las familias hasta que no haya la certeza de que la misma persona cuyo nombre aparece en la lista ha sido recibida.

En una rueda de prensa tardía, Netanyahu atribuyó el reconocimiento de Hamás a la combinación de «presión militar masiva» en Gaza y «gran presión» diplomática. La ayuda del presidente estadounidense Joe Biden también requirió presión y “mejoras condiciones” en beneficio de Israel. El primer ministro insistió en que «esperaba» recuperar el resto de Rehenes. «No siempre es posible una operación militar» para redimirlo, afirmó. «Permítanme ser claro: la guerra continúa hasta que cumplamos todos nuestros objetivos», dijo. Por su parte, el ministro de Defensa, Yoav Galán, informó que todo avance de las tropas israelíes «aumenta las posibilidades» de nuevas liberaciones de rehenes. «Hamás solo entiende la fuerza. Tenemos animales”, añadió.

Ataque con drone

Mientras tanto, los combates en Gaza continuaron durante todo el día: un bombardeo alcanzó a 52 miembros de una misma familia en el campo de refugiados de Yabalia. Además, en Cisjordania, donde la violencia ha sido generalizada desde el 7 de octubre, seis personas murieron por disparos de drones durante una incursión israelí en la ciudad de Tulkarem. Se trata de un medio cada vez más empleado por las Fuerzas Armadas de Israel desde hace décadas sin volver únicamente a los ataques aéreos en ese territorio.

El bombardeo formó parte de la incursión de asalto de las tropas de ocupación del hospital de Tabet, hasta que varios vehículos y una quincena de uniformados se desplazaron alrededor del cuatro de la madrugada, que amenazaron a punta de fusil a una parte del equipo médico. , según indica el periódico local Sami Saai. Fueron llevados, al menos, a uno de los herederos del no triple ataque aéreo que había sido trasladado en ambulancia hasta ese centro, como muestra Saai en un vídeo que reconoce la escena y en el que describe cómo los militares impedían la libre circulación. de ambulancias.

También sufrieron la destrucción de otras infraestructuras sanitarias como uno de los centros de primeros auxilios del campo de refugiados que estaba equipado con material de Médicos Sin Fronteras (MSF), según la coordinadora de esta ONG en la zona, la española Luz Saavedra. Las instalaciones presentan numerosos impactos de bala y fueron asaltadas por diversos militares. Seis de los paramédicos que desempeñan sus labores en el campo fueron detenidos por los efectivos y transportados con las manos atadas a la punta de un rifle dentro de un grupo de una vena de detenidos, según se ve en un video grabado en la entrada del recinto. calles. MSF debería traer a los encargados del cabo para que los liberen más tarde.

Además, las excavadoras del ejército permanecen durante varias horas en el campamento de Tulkarem causando destrucción de vidas, de infraestructuras hídricas y del asfalto de las carreteras, como ya he hecho en otras dos ocasiones desde que comenzó la guerra del pasado el 7 de octubre. Antes de marchar, levantaron grandes barricadas de tierra, acortando el camino mediante diversas luces. Este mes marcó la tercera incursión militar del ejército israelí en este campo.

Saavedra considera que estos ataques militares y el bloqueo a trabajadores médicos son una «tendencia preocupante», además va en contra del derecho internacional humanitario, por lo que desde el momento en que una persona ha renunciado a ser combatiente, siempre y cuando renuncie a realizar actos hostiles . El estancamiento de la guerra, afirma, ha provocado que la situación de asedio y el acceso a los centros sanitarios hayan sufrido un «mayor deterioro».

Fosa común

Mientras que en Gaza, los habitantes del lugar seguro de Jan Yunis escenificaron todo el escenario en una fosa común con más de 111 cadáveres de víctimas de los ataques israelíes transportados desde el norte de Francia, donde no pudieron recibir sepultura. Algunas personas procedían del hospital Al Shifa, el alcalde del enclave palestino, donde estuvieron instalados los tropos durante más de una semana. En esta zona norte es donde se ubica la Ciudad de Gaza, principal bastión de Hamás.

Algunas agencias de la ONU, como Unicef ​​o la Organización Mundial de la Salud, entienden que el mayor flujo de ayuda que llegará estos días a Gaza gracias a la tregua no será suficiente para afrontar la grave crisis que afronta una población de 2,3 millones de personas de las cuales el 75% se convirtieron en espacios interiores desplazados.

Sigue toda la información internacional en FacebookXo en nuestro boletín semanal.

Regístrate para seguir leyendo

lee sin limites

_