sábado, junio 22

La UE condena la nueva asonada militar en África, pero la diferencia de la de Níger: en Gabón las elecciones fueron irregulares | Internacional

El ministro de Asuntos Exteriores en funciones, José Manuel Albares, y el Alto Representante para Política Exterior de la UE, Josep Borrell, este jueves en ToledoISABEL INFANTES (REUTERS)

La Unión Europea ha manifestado este jueves su “rechazo” al golpe militar en Gabón, ha llamado a todas las partes a actuar con “contención” y ha resaltado la importancia de que se respete el Estado de derecho. Bruselas marca distancia con lo sucedido en Níger, donde una junta militar depuso en julio por la fuerza al presidente democráticamente elegido, Mohamed Bazoum. En cambio, los militares gaboneses actuaron en la madrugada del miércoles —según ha recordado desde Toledo el alto representante para Política Exterior, Josep Borrell— tras unas elecciones plagadas de “irregularidades”.

“La UE rechaza toda toma de poder por la fuerza en Gabón e invita a todos los implicados a actuar con contención”, ha indicado Borrell en un comunicado emitido en Bruselas. Previamente, desde Toledo, donde participa este jueves en una reunión informal de ministros de Exteriores de la UE, el jefe de la diplomacia europea había calificado de “radicalmente distinta” la situación en Níger que la de Gabón.

“Naturalmente”, dijo Borrell, “los golpes de Estado militares no son la solución, pero no hay que olvidar que en Gabón antes había habido unas elecciones llenas de irregularidades”. “Hay golpes de Estado militares y hay golpes de Estado institucionales, que no hace falta usar las armas, pero si yo manipulo unas elecciones para conquistar el poder, también eso es una manera irregular de llegar a ejercer el poder”, agregó.

Pese a la inestabilidad, ningún país de la UE se plantea por el momento evacuar a los ciudadanos europeos de Gabón, cifrados por Borrell en unos 10.000. De ellos, al menos 133 son españoles, según el ministro de Asuntos Exteriores en funciones, José Manuel Albares.

“No hay por el momento ninguna previsión de evacuación, la situación es tranquila”, ha indicado Borrell. Por su parte, Albares corroboró: “Hay una situación política preocupante, pero no es inquietante para nuestros ciudadanos”. El ministro ha instado a todo español que no lo haya hecho aún a registrarse en el consulado de Gabón por si la coyuntura cambiara. “España”, ha asegurado, tiene la “capacidad, los medios y la voluntad política” de emprender una evacuación si fuera necesario, “pero no lo es en estos momentos”, ha insistido.

El presidente gabonés depuesto, Ali Bongo, ganó las elecciones del pasado fin de semana con el 64% de los votos. La oposición denunció numerosas irregularidades. Esos comicios ratificaron a Bongo en una presidencia que no ha abandonado desde que en 2009 sucedió a su padre, Omar Bongo, presidente a su vez durante más de cuatro décadas.

Únete a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites.

Suscríbete

En la declaración escrita, Borrell reitera que la UE “comparte las fuertes preocupaciones sobre la forma en que el proceso electoral que precedió al golpe militar fue organizado y se desarrolló”. “El diálogo inclusivo y sustancial que asegure que el respeto del Estado de derecho y los derechos humanos, y no la fuerza, son la manera de garantizar el respeto de la voluntad exprimida por el pueblo gabonés”, ha insistido.

Erosión francesa

Francia, que también ha condenado este jueves el golpe y ha pedido unas elecciones libres y transparentes, ve también la situación de Gabón de manera distinta a la de Níger. En Gabón, un bastión de la influencia poscolonial francesa, no se ha registrado por ahora ninguna campaña antifrancesa como en Níger tras el golpe del 26 de julio. Gabón tampoco está en el frente de la lucha contra el yihadismo en el Sahel. Otra diferencia es que, mientras que París consideraba que el presidente nigerino depuesto tenía plena legitimidad democrática, ahora pide claridad sobre la reelección del gabonés Ali Bongo, informa Marc Bassets desde París.

Pero el nuevo golpe, el décimo en cuatro años en el continente, puede erosionar todavía más la influencia de Francia en su viejo patio trasero de África. Gabón fue el corazón del entramado de intereses políticos, económicos y militares franceses tras las descolonizaciones de los años sesenta. Francia dispone de una base con unos 370 soldados en este país, donde operan unas 80 empresas francesas, entre ellas la petrolera Total y la minera Eramet.

Sigue toda la información internacional en Facebook y Twitter, o en nuestra newsletter semanal.

Suscríbete para seguir leyendo

Lee sin límites